CARACTERÍSTICAS DE LOS TOPES DE HULE

Los topes para estacionamiento que tienen al hule como material principal, poseen algunas características típicas que los distinguen de los topes realizados con hormigón, por ejemplo.

Los topes de hule están diseñados para no dañar a los vehículos cuya parte delantera se encuentre demasiado baja, aunque de todas maneras frenan las ruedas delanteras de los autos al aproximarse las mismas al tope.

Se adaptan a cualquier superficie pudiéndose montar y desmontar, además de que resisten al calor del sol, a la lluvia y a los derrames de aceite de los vehículos.

Si bien es algo que depende del fabricador, por lo general los topes de hule son de gran durabilidad, y no se rompen o agrietan ante el roce de los vehículos. Su posibilidad de cambiarlos de lugar con una simple desinstalación le da un margen de cambio de planificación al estacionamiento que hay que tener en cuenta a la hora de adquirirlos.

DISTINTOS MATERIALES, MISMOS USOS

 En ocasiones existen diferentes materiales con los que se pueden fabricar los mismos elementos. Podemos encontrarnos suelos de cerámica, moqueta, madera o vinilo, cuatro materiales diferentes pero una misma utilización.

Otro ejemplo lo encontramos en los topes de estacionamiento. Estos pueden estar fabricados de cemento o concreto, caucho o plástico pero se realizan con un objetivo común que es el de evitar que al aparcar se invadan zonas que no han sido proyectadas para este fin. Si bien cada uno de los materiales supone un cambio en cuanto a precios, calidades y utilidades secundarias, ya que el caucho además de impedir que el vehículo invada las zonas evita que se causen daños que se producirían por ejemplo al rozarse con una esquina o un bordillo de cemento.

Otro caso es el de los cubiertos, Encontramos cuberterías metálicas y de plástico, incluso desechables, pero se utilizan para lo mismo: sujetar la comida que estamos a punto de degustar.