USOS DEL CAUCHO

 El caucho es un material elástico, que se deforma al ser sometido a determinada presión pero que vuelve a su forma una vez que esa presión ha dejado de realizarse. Por esta razón se utiliza en elemento de seguridad y protección.

Los topes de estacionamiento de caucho, por ejemplo, tienen algunas ventajas en comparación con los de otros materiales, ya que al ofrecer la suficiente resistencia pero a la vez ser capaces de deformarse no causan daño a los vehículos, mientras que unos topes de hormigón o concreto pueden producir algunas averías, sobre todo si se rozan algunas piezas del motor o el tubo de escape.

Los usos del caucho son muchísimos, desde la fabricación de gomas elásticas hasta los protectores de algunas piezas de líneas de producción industrial, por lo que podemos estar seguros de que este compuesto nos acompañará en nuestra vida cotidiana por muchos años.

CARACTERÍSTICAS DE LOS TOPES DE HULE

Los topes para estacionamiento que tienen al hule como material principal, poseen algunas características típicas que los distinguen de los topes realizados con hormigón, por ejemplo.

Los topes de hule están diseñados para no dañar a los vehículos cuya parte delantera se encuentre demasiado baja, aunque de todas maneras frenan las ruedas delanteras de los autos al aproximarse las mismas al tope.

Se adaptan a cualquier superficie pudiéndose montar y desmontar, además de que resisten al calor del sol, a la lluvia y a los derrames de aceite de los vehículos.

Si bien es algo que depende del fabricador, por lo general los topes de hule son de gran durabilidad, y no se rompen o agrietan ante el roce de los vehículos. Su posibilidad de cambiarlos de lugar con una simple desinstalación le da un margen de cambio de planificación al estacionamiento que hay que tener en cuenta a la hora de adquirirlos.

DISTINTOS MATERIALES, MISMOS USOS

 En ocasiones existen diferentes materiales con los que se pueden fabricar los mismos elementos. Podemos encontrarnos suelos de cerámica, moqueta, madera o vinilo, cuatro materiales diferentes pero una misma utilización.

Otro ejemplo lo encontramos en los topes de estacionamiento. Estos pueden estar fabricados de cemento o concreto, caucho o plástico pero se realizan con un objetivo común que es el de evitar que al aparcar se invadan zonas que no han sido proyectadas para este fin. Si bien cada uno de los materiales supone un cambio en cuanto a precios, calidades y utilidades secundarias, ya que el caucho además de impedir que el vehículo invada las zonas evita que se causen daños que se producirían por ejemplo al rozarse con una esquina o un bordillo de cemento.

Otro caso es el de los cubiertos, Encontramos cuberterías metálicas y de plástico, incluso desechables, pero se utilizan para lo mismo: sujetar la comida que estamos a punto de degustar.

QUÉ SON LOS FELPUDOS Y PARA QUÉ SIRVEN

Los tapetes personalizados son pequeñas alfombras, generalmente con forma rectangular, que se ponen en la puerta de entrada de un edificio. Sirven principalmente para que los que ingresan a ese lugar se limpien la suciedad de sus zapatos restregándose la suela en el felpudo fuertemente.

La evolución de los felpudos ha permitido que sean considerados como presentación al lugar a donde se ingresa, por lo que generalmente poseen inscripciones tales como logos de empresas o mensajes amigables (como “bienvenidos” u “hogar dulce hogar”, por nombrar dos muy conocidos).

Los felpudos están desapareciendo, ya que es cada vez más común que sean remplazados por grandes alfombras que permiten que el visitante se limpie el calzado mientras camina y no teniendo que pararse en un lugar pequeño, y sin poder avanzar mientras tanto. Sin embargo, los felpudos tradicionales tienen un gran efecto decorativo todavía en muchos edificios.