PINTURAS DE CAUCHO

 Existe una amplia oferta de materiales con los que pintar superficies, aunque a todos les llamamos pintura. Sin embargo los compuestos con los que están fabricadas estas pinturas son muy diferentes en cuanto a cada uno de los usos para lo que están formuladas. Una de las más innovadoras es la llamada pintura de caucho.

Las principales características de las pinturas de caucho son el aislamiento de la humedad y la resistencia a la exposición al sol, por lo que es muy utilizada para la impermeabilización de techos, cornisas y terrazas, aunque también se aplica en pisos para gimnasio para poder limpiarlos después con relativa facilidad.

Son muchos los colores con los que contamos, por lo que no tenemos que renunciar a tener superficies decorativas. Tan solo tenemos que aplicar una capa completa para que toda la superficie esté cubierta y después usar otros colores para hacer dibujos.

HULES

El hule es un compuesto derivado del caucho, al que se le ha sometido a un tratamiento químico para hacerlo más resistente a determinadas condiciones. Este material se emplea de muy diversas maneras, pero su uso más extendido es en la instalación de suelos.

El piso de hule se lleva utilizando prácticamente desde que se inventó el material, por lo que no resulta extraño encontrar en viviendas antiguas suelos realizados con estos compuestos, que gracias a sus características e conservan aún en buenas condiciones.

Otro uso muy común es el de manteles y protectores para las mesas, siendo la palabra hule un sinónimo cuando nos referimos a un mantel desarrollado con este material u otro parecido. Hace algunos años no existía casa que no tuviera al menos uno de estos manteles puesto sobre la mesa camilla alrededor de la que toda la familia se reunía para comer y hacer la vida cotidiana.